Categorías
coaching

VERANO Y RELACIONES DE PAREJA

Las vacaciones de verano son una prueba de fuego para muchas relaciones de parejas. Y como tal requieren de un esfuerzo por ambas partes para una buena adaptación. Se pasa de estar unas pocas horas al día juntos a 24 horas. La adaptación y la flexibilidad psicológica van a ser determinantes para el éxito.

MENOS TOLERANTE CON NUESTRA PAREJA

La familia es la que es, pero la pareja la elige uno. Y este concepto o creencia hace que de alguna manera seamos menos tolerantes con nuestra pareja que con la familia directa. El concepto pues esta claro pareja condicional y familia incondicional.

Durante el año existen horarios, rutinas, tareas, hijos… esto hace que la dinámica sea mas de grupo de trabajo que de pareja a nivel romántico.

MI PAREJA ME MOLESTA:

El hecho de que se comparta mas tiempo con tu pareja y acostumbrado a ir a la nuestra y preocuparnos mas por nosotros mismos que por la pareja hace que en ocasiones, puedas tener esta sensación llegando tener el sentimiento de culpa.

NO HACEMOS NADA:

Si ambos miembros de la pareja confían en que el otro va realizar los planes las vacaciones se pueden convertir en un infierno. Esperar que tomen la iniciativa o proponga salidas. Cuando sin saber si la otra persona tienen facilidad para hacer esta tarea o nunca lo a hecho. También es muy importante el rol de cada pareja a la hora de proponer y dirigir, ya que en ocasiones la que propone constantemente, puede llegar a la frustración.

NO LO AGUANTO, LE VEO TODO LO MALO.

Las vacaciones siempre son especiales y queremos que sean perfectas ya que llevamos esperando todo el año. Esto hace que los niveles de exigencias aumenten por las altas expectativas.  Pues igual puede ocurrir con las expectativas de tu pareja, y si a todo esto se le agrega el hecho de pasar mas tiempo hace que lo que durante el resto del año te molestaba poco ahora no lo aguantas.

NO ES NECESARIO UNA CRISIS

En todas las relaciones hay discusiones y más en esta época que se pasa mas tiempo juntos pero de eso a una crisis… si la relación es sana y solida y hay buena comunicación no tiene porque.

PRACTICA LA COMUNICACIÓN:

  • Hazle saber las cosas buenas que tiene y comunica
  • Practica la Escucha activa y empatía
  • Planifica las vacaciones y comunicar que necesitáis un tiempo para vosotros y definirlo.

Las relaciones de pareja es algo que hay que cultivar a diario, como dijo alguien si no riegas una planta cada día se seca. Y una discusión no tiene porque ser el final de tu relación o algo va mal, simplemente es una discusión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *