Categorías
coaching

MI HIJO ME DICE QUE ME ODIA

Este es un mensaje que incomoda mucho a los padres y lo suelen utilizar los chavales en un momento de frustración o rabieta.

Estas palabras reflejan un enfado y no una realidad, y como tal no se pueden tomar en serio ya que el efecto que tienen puede verse reflejado en la conducta de los padres; dándole al hijo una herramienta de chantaje emocional que podrá utilizar a su antojo cuando más le convenga.

Ten paciencia y no te tomes las palabras al pie de la letra; intenta hablar con tu hijo cuando se calme y entender los motivos de su rabieta.  Ponle nombre a sus emociones. Por ejemplo: “entiendo que te enfades por que no te dinero para comprarte un video juego.” Sobre todo dile que le quieres, tu respuesta es la demostración del amor hacia él y que no entras en sus chantajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *